28 noviembre, 2014

I will

By Mariona Campmany In moments

“Mi amigo Sócrates, ex-yonky de la vieja escuela, filósofo optimista, desdentado, tatuado con tatuajes feos, tejanos rotos sin trampa, músico de poemas de amor que, cuando los canta, suenan a sierra lírica serrando sentimientos de ternura tan tierna como el amor mismo, me mira y dice: “Volver a los 20 años, eso es lo que aquel vendemierdas me ofrecía. Y yo le digo, mira Mefisto, ¿cómo me has dicho que te llamas?, para atrás yo no voy. Pero si me haces saltar para adelante 30 años, firmo con sangre el documento de pergamino que has puesto ante mis ojos.

Pero quiero que la memoria esté cargada de la vida entera que no habré vivido. Y quiero que los recuerdos me sorprendan, como me sorprende mi vida cuando miro hacia atrás. ¿Por qué me sorprendo en la memoria con una piedra en la mano, lanzándola contra una muralla de grises que se nos echa encima? ¿Por qué me sorprendo en el viejo edificio abandonado con aquella compañera de colegio? ¿Por qué me sorprendo sentado sobre una caja vacía de cervezas en mitad de la nada? Ahora, hacia adelante, quiero sorprenderme con otra revolución. Con otras piedras. Nuevos amores. Quiero sentarme sobre la vieja caja vacía de cervezas en mitad de la nada y tocar la guitarra y recordar la piedra, la colegiala, la caja de cervezas. Toda la vida, una y otra vez repetida, circular. Como se repite el sol en el cielo. ¿Y no es bonito? ¿Y no es bonita la luna? ¿Y no son jodidamente bonitas las estrellas? ¿Y no son bonitas las estaciones? ¿Incluso las de tren? Primavera, verano, la del Norte, la de Francia, la triste estación de Atocha que no quiero que nadie borre de mi memoria, otoño, invierno. ¿Puedes venderme eso?, le digo. Y aún le digo: Porque si no puedo morirme en un mundo que a mí me parezca hermoso, ¿para qué habré vivido? ¿Eh, vendemierdas? Sólo me vendo por treinta años intensamente no vividos. Y poderle decir al fugaz instante… detente instante, eres tan bello.”

Llegit aquí

I no demano massa. Que cada instant sigui tant màgic com fugaç com veure la gent passar mentres saborejo un café. Com creuar-te mirades de complicitat amb un desconegut i compartir riures amb un amic.

16A_0019

4A_0007

1A_0004

0A_0003

2A_0005

24A_0027

32A_0034

14A_0017

13A_0016